Su más hermoso “Si”

image

El sábado se casó mi Eri y digo “mi” más que como un título de propiedad, como la adhesión de su persona en el recuento de las partes que me forman el corazón.

Llegó a mi vida hace más de siete años. De esas cosas que sientes que sólo pasan una vez y que me pasan a mí porque estoy muy consentida por Dios.

Cargada de energía revitalizó el área de relaciones públicas, le dio a la compañía donde trabajamos una razón más para presumir sobre su gente, nos llenó de satisfacciones y resultados extraordinarios y me convirtió en un vampiro que, de lunes a viernes, extrae su juventud y frescura.

Esa jovencita capaz de decir un millón de palabras por minuto, embajadora del glitter y del animal print, futbolera por esencia y fanática delirante de un equipo que por el bien de su imagen no voy a mencionar, creció profesionalmente frente a mis ojos, al tiempo que lo hacía también en lo personal, preparándose para compartir, “hasta que la muerte la separe”, su amor por la vida.

A la mejor por eso es que se me anudo la garganta al verla con su velo blanco y vestida de ilusión. Tal vez fue el hecho, supongo natural, de pensar en mi propia hija luciendo así y seguramente tuvo que ver el recuerdo de ese día que, por encima del nacimiento de mis hijos, confieso que ha sido el más feliz de mi vida.

Sentí la necesidad de decirle un montón de cosas. Por ejemplo, que “nunca” y “siempre” no existen, por lo menos no con el significado mágico, comprometedor y hasta obligatorio que en el plano romántico a veces queremos darles. Olvidar las promesas de amor al tiempo que se cumplen de manera natural, un día a la vez, puede ser menos estresante para quien las hace y más sorprendente y enriquecedor para quien recibe los resultados.

Que “en las buenas y en las malas” de verdad incluye las “malas”. Que aunque pareciera simple a veces es difícil cargarlas entre dos, pero si se logra, entonces es más fácil sobrellevarlas.

Que el concepto de fidelidad es relativo. Hay mil y un formas de engañar y lo más doloroso es cuando descubres que te lo estas haciendo a ti mismo.

Que el respeto no es negociable.

Que Cenicienta, Blancanieves y el resto de las princesas seguramente también descubrieron que el azul no es ninguna garantía de perfección absoluta.

Que la pasión y la paciencia tienen sus altibajos, pero que por fortuna, con un poco de buena voluntad y algo de producción, se convierten en un recurso natural renovable.

Que la risa, el perdón y la espontaneidad son grandes afrodisiacos.

Que la libertad es un derecho y un gran regalo.

Quise decirle todo ello, pero al final me detuvo pensar que son solo mis aprendizajes. Ya vivirá ella a plenitud su propia y maravillosa historia.

“Vamos a dar el Si” se leía en sus hermosas invitaciones. “El Si al amor, a los sueños y a la magia” . Como buena PR resumió en estas frases la mejor descripción de lo que va a vivir.

Eri siempre está parada en el lado positivo y aunque por ello nos hemos acostumbrado a pensar diferente, esta vez nos encontramos lado a lado mirando hacia la misma ventana, esa que nos muestra el hermoso camino lleno de luz que andará de la mano de su Güerito. Ese sendero que estoy segura la conduce hacia la felicidad.

Que así sea.

9 Comments on “Su más hermoso “Si”

  1. Sabias palabras, escritas con autoridad y estilo, y sobre todo con mucho cariño palpable a dos seres que inician una nueva etapa en sus vidas.
    No se porque pero me contagiaste de estas emociones hasta lograr que me estremeciera. Gracias por ello, pensé que ya nada lo podría lograr.

    Me gusta

  2. ¡Hasta que por fin comprendo porqué mi flaca solo quiere hacerme reír! Es una traviesa. Saludos!!!

    Me gusta

  3. Wow!!!! No pues ya llore y hoy no tengo tiempo de “retoques”. Eres grande Amintis… pero mas grande es el amor que tienes por las personas que estamos cerca de ti. Love U, deeply… Bss a la hermosa Eri!!! La quiero a traves tuyo y me cae muy bien porque se parece a ti. ❤

    Me gusta

  4. Mi Queridisima Amintita sirmpre te he dicho que eres sensacional!!! La magia y la ilusion son parte de Ti, ingredientes naturales que te serviran como conservador para salir adelante y victoriosa ante cualquier adversidad (bachecitos del camino de la vida). Te admiro y te quiero con el alma ❤️ Siempre “en las buenas y en las malas” estare a tu lado!!!
    PD:Felicidades a Eri que aunque no la conozco es como verte a ti de peque.

    Me gusta

  5. Aminta! Qué bonito lo que escribiste! Y yo que conozco a Eri no puedo más que coincidir contigo, Eri la que siempre trae una sonrisa para todos! Aunque debo decir que siempre me gustó trabajar con PR porque aparté de las sonrisas siempre estaban para darnos un buen consejo o animarnos
    Un abrazo Aminta! Espero que nos veamos pronto 🙂
    Ximena ex bonafont jaja

    Me gusta

  6. Aminta! sin el gusto de conocerte fisicamente, por que creo que despues de leer esto conoci tu alma!, Gracias por compartir y no pudiste ser mas atinada en la descripcion de Eri! y hermosas palabras de la vida matrimonial! bravo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: