image

-¿Por qué no escribes sobre la abuela? Me aconsejó mi hija Marifer cuando me encontró con la mirada extraviada frente a la hoja en blanco.

-¿Qué te gustaría que contara de ella? -Pregunté, dando por perdida la visita del incumplido muso inspirador. Entonces, cargada de envidiable elocuencia y cariño desbordado hacia su “Abuela Lala”, expresó:

Puedes decir que la abuela es abogada, la mejor del mundo. No trabaja sacando gente de la cárcel, es mi abogada porque siempre me entiende, sabe lo que siento  y me defiende cuando me regañan.

 Cuéntales que nadie teje como ella. Puede hacer cosas maravillosas con una sola bolita de estambre. Me hace suéteres mejores que los de las tiendas, porque cuando me los pongo siento que ella me abraza.

Por Marifer Mendoza

Por Marifer Mendoza

 Diles que la abuela huele delicioso. A pan horneado o a tortilla de harina con mantequilla. Y que no le importa cocinar siempre pasta, porque es lo que más me gusta.  Es como si fuera mi mejor amiga.  Tengo mucha suerte de que sea mi abuela”.

Elogios y adjetivos cariñosos fluyeron con gran facilidad, como si describiera al hada buena de sus cuentos. Para ella, su abuela es un ser casi mágico; infinitamente amoroso.

Entones entendí el verdadero significado de “avanzar en edad, con dignidad”. Supe que poco tiene que ver con el arreglo físico e incluso con la salud. Y es que aunque se puede envejecer con gracia,  la marca del paso del tiempo en nuestro cuerpo es inevitable.  La buena noticia es que existe la posibilidad de mantener eternamente la juventud del espíritu y que eso solo depende de nosotros.

No importa la intensidad de lo vivido, en mi opinión el verdadero libre albedrío radica en poder tomar una simple decisión: seguir con alegría y entusiasmo o refugiarnos en la amargura y el dolor. Nada fácil elección. Ser feliz  es de los retos más difíciles que en lo personal enfrento. En muchas ocasiones me ha resultado más lucrativo escudarme en la oscuridad de la depresión, que enfrentar los sube y bajas de la vida con la espada de la risa desenvainada.

Confieso que tengo terror de envejecer y me parece una pesada responsabilidad que ese proceso sirva de enseñanza a mis hijos. Por suerte tengo el ejemplo de la Abuela Lala, que vista desde los ojos de su nieta menor, me motivó a pensar que puede valer la pena aprovechar las experiencias para amar mas; para reír mas alto; para abrazar con mas fuerza; para tener el coraje de buscarle el lado bueno a la vida. Para lograr que un niño -con suerte mi nieto-  con sus ojos inocentes y honestos descubra en mí la magia y la belleza del ser verdadero.

Insisto, es un tema de elección: convertirse con el tiempo en la abogada de un ángel o la abogada del diablo.

La Abuela Lala optó por lo primero y aunque nunca se lo he preguntado, estoy segura de que tomó esa decisión desde hace mucho tiempo. Por ello no ha envejecido ni lo hará nunca. Por eso es el refugio de todos sus nietos e incluso también el mío, desde que me ofreció -y lo ha cumplido cada día- convertirse en abue2mi otra mamá, dejándome a la mejor,para la siguiente vida, la experiencia de saber lo que “suegra” significa.

5 Comments on “La mejor abogada del mundo

  1. Simplemente maravilloso relato, una gran lección con gran emotividad y gran sencillez. Creo que esta es una de tus mejores historias, sobre todo por esa dedicatoria cariñosa a las abuelas.

    Me gusta

  2. Como cada martes un placer leerte y como siempre me llevas a las lagrimas, siempre me haces recordar lo q he vivido y por lo q hoy estoy aqui y mi “china” mi abuela, fue una de las mejores partes de mi historia como ser humano. Pero no solo eso hoy se lo importante q es mi mama para mis hijas, nada como la abuela, nadie nos ama igual. Gracias por compartir tu vida.

    Me gusta

  3. Tocaya, que hermosa narrativa de lo que puede ser una abuela!!!!! Me llego al alma y me motiva a ser esa gran abogada !!!!!! Te felicito y te seguire los martes

    Me gusta

  4. Es maravilloso conocer cada martes un poco mas de ti. Tener a personas tan queridas cerca, es un regalo de Dios y de los Angeles. Felicidades Consu, porque nos sabes transportar a tus pensamientos y sentimientos. Te sigo y seguire leyendo los martes con muchas ganas de aprender mas de ti, a traves de tus vivencias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: