image

Hasta que pensé en el cangrejo, la inmortalidad dejo de ser para mi tan atractiva.

Sucedió un día de esos en los que la mirada se pierde en el horizonte al tiempo que la boca se abre y deja caer un hilo húmedo y elástico que llega hasta la panza para recordarte que también puedes rascarla.

Pensaba en el crustáceo que a lo largo de la historia ha sido protagonista en el ocio de la humanidad. Por ejemplo, la mitología cuenta que Zeus se quedó con la boca tan abierta como la mía cuando un cangrejo le confesó su secreto: “He logrado engañar al tiempo, al caminar de lado no pasa sobre mí. Por eso no tengo pasado ni futuro. Vivo y viviré eternamente en el presente. Soy inmortal”

Por otro lado, filósofos expertos en el arte de quedarse pasmados, han planteado el tema de la inmortalidad del animalito argumentando que no tiene conciencia de si mismo, ni siquiera sabe que existe. Entonces, como tampoco sabe que va a morir, desde su propia perspectiva es inmortal.

Otros menos rebuscados piensan que todos los cangrejos son iguales. No hay ningún conocimiento que permita a un cangrejo ser distinto a otro, por lo que todos son uno y de este modo mientras uno viva, todos son inmortales.

Carísimo me parece el precio de vivir por siempre. Es verdad que suena tentador caminar de lado y engañar al tiempo, cuyo paso feroz sobre mí cada vez se nota más, pero lo cierto es que me siento firme en el presente gracias a los cimientos del pasado y a la certeza de que existe un futuro.

Altísimo sería el costo de no tener conciencia de uno mismo y perdernos de disfrutar las experiencias que el universo nos regala, esas buenas y malas que sirven para recordarnos que estamos vivos.

Por otro lado, pienso que los humanos como los cangrejos, al final todos somos uno. Yo soy producto de lo vivido. Soy mis padres, mi hermano, soy mis hermanas postizas, soy cada escenario que pisé. Soy mis amigos, maestros y esos Maristas del colegio Franco Inglés que me enseñaron a amar y a ser consciente de la existencia del otro. Soy mi carrera y la amistad eterna que encontré entre la gente con la que la estudié. Soy cada profesional que se ha convirtió no sólo en mi amigo sino en mi ejemplo. Soy el hombre que elegí para casarme, soy mis hijos, soy cada amor que se cruzo en mi camino.

Justo en este presente soy las charlas, la risa, el llanto, la emocionante lista de cosas locas por hacer en este 2014 y cada gran momento con Tania y Aranza, cuya complicidad es uno de mis más grandes tesoros.

Soy también quién me ha fallado, quién no creyó en mi, quién dijo que no, quién me robó y que al hacerlo me regaló una lección a veces aprendida.

Soy tú, que lees este texto y que aunque a la mejor nunca te conoceré, te has convertido en la motivación de mi terapia, en la más eficiente medicina contra la depresión.

Soy eso y más porque cada experiencia me ha formando. Todo lo mencionado ha quedado tallado en mi ser e inmortalizado no sólo en mi memoria, sino en esta alma que viajará conmigo a largo de todas las vidas que faltan.

Pero si para ser inmortal tuviera que dejar a un lado ese pasado; si para vivir por siempre necesito perder la conciencia de lo que soy; si la eternidad requiere que camine de lado, prefiero dejárselo al cangrejo. Bienvenidas sean la vida y la muerte, mientras tenga todavía mucho tiempo para perderlo, de vez en cuando, pensando en nada o comiendo una tostada con surimi.

4 Comments on “La inmortalidad del cangrejo

  1. Y como explicar este valioso tiempo disfrutando de estas bellas lecturas que nos dan tanto a todos los afortunados que podemos paladear cada palabra tan bien hilada que nos lleva a la reflexión, pero sobre todo a simplemente darnos un respiro mientras la vida pasa y nos hace bromas pesadas.

    Me gusta

  2. Yo lo que se es que eres una gran persona, con todo tu cargamento de historias y que si yo contribui a esto, me siento orgullosa de haberlo hecho! Grandes aprendizajes los tuyos para nosotros! TQ

    Me gusta

  3. Amintis:
    Me hiciste recordar que amo vivir el presente y que la Eri que soy el día de hoy tiene un gran pedacito de ti!
    Te quiero!

    Me gusta

  4. Nunca pensé q la inmortalidad del cangrejo y las dobles arañas, serían hoy mi tan valioso presente y mis más largas risas, aún cuando creí q la lluvia nunca terminaría. Voto por seguir llenándonos de aventuras, para seguir “siendo”….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: