Gabriel Garcia Marquez dibujado

 

“A mis 12 años de edad estuve a punto de ser atropellado por una bicicleta. Un cura que pasaba me salvó con un grito: «¡Cuidado!» El ciclista cayó a tierra. El cura, sin detenerse, me dijo: «¿Ya vio lo que es el poder de la palabra?» Ese día lo supe.” Narró Gabriel García Márquez, en un controversial discurso en el que se atrevió a solicitar jubilar la ortografía, y simplificar la gramática para que más gente aprovechara su poder.

Lo propuso un hombre que, consciente de ese poder, hizo de la palabra su sustento, obsequiando al mundo más de Doce cuentos peregrinos; tejiéndola para describir el Olor de la guayaba, el Amor en los tiempos del cólera y hasta para contar Cien años de soledad.

Su propuesta me hace imaginar que hay cientos de escritores y poetas de closet, deseosos de expresar sus ideas sobre el Amor y otros Demonios, pero son esos mismos demonios disfrazados de falta de destreza los que limitan que hable el corazón.

Estoy convencida de que más allá de la ortografía y las reglas gramaticales cualquiera puede y debe escribir. Porque almas y corazones por igual están llenos de belleza, de ideas, de visiones. Basta con mirar en una hoja en blanco al recipiente sin juicio de nuestra inspiración y conferirle con confianza e intimidad, esa magia que al leer y releer irá armonizando las palabras hasta dejarnos satisfechos.

Pero incluso antes de escritores, con la palabra hablada nos han dado la oportunidad de ejercer como sanadores, constructores, oráculos.

La palabra es una llave maestra

Que abre cualquier puerta. “Por favor” derrumba límites. “Gracias” deja la cerradura abierta. El valor está en su esencia. “Favor” implica en si: ayuda, confianza, privilegio, concesión. “Pide que no sabes cuándo están por darte”, decía mi abuela “hazlo con amabilidad y lo que te entreguen estará bendecido”. “Gracias” es más bello todavía, pues su significado “Alabar en voz alta”, implica conectar con Dios. ¿Por qué olvidamos usarlas?

La palabra es medicina, salvación.

No sólo en la botella del náufrago, en la amorosa carta del arrepentido o el mail del que está lejos.

Mente, emoción y palabra unidas son poder que afecta la materia a través de la voz. De ahí el aliento que devuelve un “Te perdono” y la fuerza curativa de “Vas a estar bien”.

Una frase como: “Se hizo lo que en ese momento sabías hacer. Ahora que sabes más, puedes hacerlo mucho mejor,” Está cargada de perdón, esperanza y amor. Ser conscientes de la energía liberada en cada palabra, nos ayuda a cuidar lo que decimos y lo que no.

La palabra es concreto

Que construye cimientos de un futuro sustentado en “si puedo”, “voy a lograrlo” . Es el decreto que ofrecemos a nuestros hijos, la visión sobre si mismos. Por ello procuro recordar decirles alto y fuerte : “Te ves radiante” “Estás bien” “Creo en ti”

La palabra es conexión

Nuestra mano tocando a Dios. Oración, mantras, canto o una simple charla de cuates, en alto, con energía y fe. Para pedir, agradecer, para compartir con el Universo y grabarnos en él.

Mis favoritas  “Te quiero”. Oírlas y entregarlas me sana, me abraza, me empuja, me forma, me crece. Las dije menos de lo que hubiera querido a quien ya se fue, por ello hoy la entrego cada que me asalta la gana.

Ya lo decía Gabriel García Marquez:

La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener”. Mejor decírselo, soltar el “te quiero” como si fuera una mariposa amarilla liberada, en una de esas sus alas tocan la gracia del cielo.

One Comment on “El poder de la palabra

  1. Y de nuevo vienes con tu “palabra” a mostrarnos un camino, que por tan recorrido, a veces nos olvidamos de su poder, “el poder de la palabra”. Gracias infinitas,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: