Para un niño la vida está llena de primeras veces. A temprana edad, la capacidad de asombro se ejercita con las sorprendentes simplezas que ofrece la experiencia de existir. Y aunque al universo no se le acaban las posibilidades de impresionarnos, lo cierto es que la llamada “madurez” de alguna forma va deteriorando las aptitudes de fascinación, creando una especie de ceguera ante las cosas más extraordinarias.

Por suerte, gracias a un proyecto social que desde hace más de 17 años realiza la empresa para la que trabajo, he tenido la fortuna de atestiguar la forma como expertos en la materia de vivir al máximo, exprimen la existencia para disfrutar sus maravillas.

Se trata de pequeños que son apoyados por Casa de la Amistad A.C., en su lucha contra el cáncer. Chiquillos y sus imagefamiliares cercanos, a quienes después de vencer esa enfermedad, la vida les retribuye con la perspectiva de una segunda oportunidad y la aprovechan disfrutando cada instante como si fuera la primera vez.

Ahí conocí a un abuelo que convencido de que no había nada más que hacer, se afanó en la tarea de envejecer hasta morir. De pronto al mayor de sus nietos le diagnosticaron leucemia y ante la desesperada situación de su hija, madre soltera, rescato fuerzas para enfrentarse a la vida como la primera vez. Hizo suya la lucha de su nieto. Dejaron comunidad y familia. Llegaron a la Ciudad de México en busca de tratamiento y encontraron no sólo la salud, sino el amor incondicional entre ambos y unas enormes ganas de vivir.

Conocí a una niña que soñaba con su fiesta de 15 años y su vestido de princesa. Con tres recaídas la ha sacudido el cáncer, de todas ha salido victoriosa. Todavía no llega la fecha del gran día, pero su hermoso imagecabello ya está listo para sostener el tocado que coronará a esa futura quinceañera. Cuenta su mami que, llena de orgullo, lo cepilla cada día como si fuera la primera vez.

En ese lugar por primera vez un hombre desconocido lloró frente a mi. Lo hizo de emoción y de gusto, le resultaba imposible evitar que se le quebrara la garganta al pronunciar la frase “Mi hijo ya no tiene cáncer”.

Conocí a un pequeño que reía a carcajadas arriba de un columpio. Sus risas podían oírse hasta la Luna. El cáncer le había quitado la vista, pero él miraba el cielo con el corazón y se mecía y disfrutaba mientras su alma tocaba las nubes. Yo lo empujaba con suavidad, el me gritaba: “Más fuerte”. Confieso que disfruté jugar como cuando era niña, como la vez primera.

He constatado que la vida es un milagro. He evidenciado y ya casi he aprendido que disfrutar del más insignificante detalle y convertirlo en un prodigio, es una decisión personal, relacionada con la imagevoluntad de vivir y la determinación de ser feliz.

El cáncer es una enfermedad terrible que no distingue edad, sexo o nivel socio económico. Pero es curable si se detecta y se atiende a tiempo. Muchas instituciones sociales y de salud trabajan para disminuir la lista de espera de niños que desean con toda el alma vivir.  Chiquitos que sabrán aprovechar esa oportunidad, convirtiéndose en embajadores contagiosos del amor.

La vida siempre tiene una primera vez y cuando se trata de ayudar a veces dos o tres. Lo más hermoso es que al dar, siempre se sale ganando. No creo que exista satisfacción mayor y una caricia mejor, que la que ofrece  la sonrisa de un pequeño que, gracias a ti, puede abrazar su futuro.

https://www.youtube.com/CampañaDanoneLuchemosContraElCancer

image

2 Comments on “Todo parece la primera vez

  1. Muchas veces he escuchado historias sobre el cáncer. Pero leerlas en esta ocasión si que me han tocado el alma, por primera vez. Gracias nuevamente por brindarnos la oportunidad de tocar las nubes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: