Toda mi vida he tenido una relación enfermiza con el espejo. De pequeña mis papas bromeaban sobre el tiempo que pasaba contemplando mi reflejo. Creían que era vanidad, pero en realidad no admiraba a la niña que tenía enfrente. Sentía un profundo deseo de atravesar esa imagen, que a veces me costaba trabajo reconocer como “yo”, para intentar ver lo que había dentro.

A la mejor fue ese deseo lo que me hacía disfrutar una historia que suplicaba a mi papá me contara una y otra vez, la de la casa de los mil espejos:

 

Hace tiempo, en un pueblo lejano, había una casa abandonada. Cierto día, un perrito buscando refugio del sol, logró meterse por un agujero.

 Para su sorpresa, se dio cuenta que dentro de la casa había 1000 perritos más observándolo, tan fijamente, como él les observaba a ellos. El perrito comenzó a mover la cola y a levantar sus orejas, los 1000 perritos hicieron lo mismo. Posteriormente sonrió y le ladró alegremente a uno de ellos. El perrito se quedó sorprendido al ver que los 1000 perritos también le sonreían y ladraban alegremente con él.image

 Cuando salió se quedó pensando:

 – ¡Qué lugar tan agradable!

– Voy a venir más seguido a visitarlo.

 Tiempo después, otro perrito callejero, entró en la misma casa. A diferencia del primero, al ver a los otros 1000 se sintió amenazado. Posteriormente empezó a gruñir; los otros 1000 perritos gruñeron igual que él.

 Al salir  pensó:

 – ¡Que lugar tan horrible!image

– ¡Que perros más desagradables y agresivos!

– Nunca más volveré a entrar.

 En la pared de dicha casa, se podía ver un viejo letrero que decía:

 “No eres responsable de la cara que tienes,

pero sí de la consecuencias que provoca la cara que pones”.

 

Mi padre quería enseñarme con esta historia que las reacciones de alrededor pueden ser resultado de la expresión de nosotros mismos; que una buena actitud se multiplica en correspondencia y que aprender a vernos en el reflejo de las demás personas, puede ayudar a conocernos mejor.

imageEsto último es lo que provocaba mi fascinación, el tip para lograr tener una imagen de mi misma, más confiable que la que brinda la subjetividad o el reflejo burlón de un espejo que se divierte brincado de la franqueza brutal a la distorsión.

Y como ya es costumbre en la sazón de la vida, me resulta agridulce saber que lo que ocurre a mi alrededor es una expresión de mi misma. Es dulce porque tengo el poder para controlarlo; es amargo porque casi nunca sé cómo aprovechar ese poder.

Nada más preocupante y tranquilizador que la certeza de que las personas que nos caen bien como las que rechazamos, son espejos nuestros.

Es un apapacho para el alma, pensar que la cualidad que respetamos en otro puede estar en nosotros también, pues dicen los estudiosos que de otro modo, no podríamos ver o reconocer dicha cualidad en la otra persona. La sacudida se da cuando una mirada honesta al interior, nos muestra que mucho de lo que negamos, rechazamos, criticamos y juzgamos, está también contenido en nosotros. Decían las abuelas: “lo que te choca te checa”.

Saber “que checa” arde, pero al final resulta útil y hermoso pensar que llevamos el mundo en nuestro interior.image

No he logrado todavía hacerlo, pero sé que si consigo tomar como una oportunidad de descubrir en mi lo que me molesta de otros y lo trabajo y lo corrijo, puede que entonces logre mirar a más de mil perritos moviéndome la colita y por fin los considere hermosos y me sienta feliz.

4 Comments on “La casa de los mil espejos

  1. Y aquí un nuevo motivo para sentirme FELIZ de leerte, pues al ser asiduo lector de este espacio, el reflejo me dice que puedo ser así de maravilloso como tu, tus historias y tu talento para contarlas. Gracias de todo corazón.

    Me gusta

  2. Nominación;
    La alegría es mayor cuando se comparte y quiero compartir contigo esta honrosa designación de la cual fui objeto.
    Los detalles en fcatus.wordpress.com para que te enteres de tu nominación al premio Blog Versátil (Versatile Blogger)
    Felicidades y te invito a seguir las reglas,
    Saludos,
    Gustavo

    Me gusta

    • Que honor y que alegría. Leeré las instrucciones para cumplir con ellas como se debe.
      De verdad no tengo manera de agradecerte la alegría y la emoción que me regalaste al considerarme.
      Te mando un abrazo grande.
      Muchas felicidades !!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: