Desde hace algunos días el pasado venía salpicando sobre mi cabeza. Al principio de una manera casi imperceptible, apelando incluso a la acostumbrada nostalgia que a veces alimenta mis sonrisas y otras una crónica depresión.

Pero el tiempo me fue empapando poco a poco y de manera cada vez más evidente. Primero me sorprendió con la oportunidad de compartir con mi hijo la tocada completa del disco RE, que hace 20 años Café Tacuba creó –pensaba entonces- para mí, como una efectiva medicina para el estado de ánimo chafa. Fue maravilloso transportarme años imageatrás. Fue como si diez mil voces juntas lograran la magia de desaparecer el presente y me dejaran volver a sentir el juguito efervecente de la juventud. Distinguí entre miles, el canto de mi hijo, que entonaba “Las Flores” con la emoción de saber que es mi favorita y compartiendo la loca experiencia de revivir lo que nunca experimentó.

Una semana después, tuve la suerte de realizar con mi hija un viaje ochentero al ritmo de Flans. Las mil y una noches y los cientos de momentos que canté las canciones de Ilse, Ivone y Mimi, de pronto desfilaron con detalle por mi cabeza. Dirán que estoy loca, pero fue como volver a recorrer los pasillos de la universidad; como re elevar mi fleco en esa típica curva vergonzosa; como disfrutar por unos momentos de la deliciosaimage ausencia de una verdadera preocupación. Lo más hermoso es que lo hice tomada de la mano de mi hija, que “washawasheó” cada canción motivada por compartir un poco de mi historia.

Pero el verdadero alud de recuerdos, se volcó sobre mi en forma de regalo divino unos cuantos días después, cuando de manera casi inexplicable, recuperé una caja que hacia 15 años había peridido y que contenía mi vestido de imagenovia; las fotos de aquel día que todavía considero el más feliz de mi vida y el video que me ha permitido, con la magia del rewind ver, una y otra vez, entre decenas de imágenes maravillosas, a mis padres felices, bailando, abrazándome, bendiciéndonos.

Claro que desde entonces, no he parado de recorrer un montón de instantes que bañados en el cause de la nostalgia, hoy están mas frescos que nunca. Tan nítidos y brillantes que provocan la inevitable y a la mejor injusta comparación con este presente que hoy tiene un poco de sabor a añoranza. A la mejor a eso se refería el maestro García Marquez cuando decía “La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias a ese artificio, logramos sobrellevar el pasado”.

Por supuesto que en este juego de memoria, no olvido lo riesgoso que es perder el ahora, cuando se vive anclado del pasado. Sin embargo, considero honesto expresar que a veces me resulta muy difícil dejar de extrañar aquellas vivencias que me hicieron lo que soy. A la mejor es por eso que mantengo entre abierto ese baúl llamado “Ayer” que está lleno de experiencias buenas y malas, de decisiones erróneas y afortunadas, de tristezas y alegrías, pero sobre todo de personas que entraron y que aunque se han ido, realmente nunca han salido de mi vida.

Decía John Lennon que “algunos están dispuestos a cualquier cosa, menos a vivir aquí y ahora”.

No quiero que ese sea mi caso y por ello habré de seguir trabajando para que en lugar de un lastre o un atadura que detiene y estorba, el pasado se convierta en afluente y desemboque en el río llamado vida. Que enriquezca y fortalezca su cause, para que pueda nevagarla en libertad y a plenitud. Al fin que el Universo es muy juguetón y no dudo que algún otro día decida volver a chapotear un poco y rociarme el corazón con gotitas mágicas de ayer.

One Comment on “Escurriendo ayer

  1. Clarito llegue a esa época maravillosa en la que tuve la gran fortuna de conocerte, gracias por llevarnos así de la mano. Y gracias por mostrarnos una nueva forma de aprovechar la nostalgia del pasado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: