Muere lentamente quien evita una pasión…”

                                                                                                                                     Pablo Neruda

-Má ¿Conoces el cuento El Buscador de Jorge Bucay? -Me preguntó mi hijo Emiliano, mientras disfrutaba sus alitas de pollo, chupándose los dedos y saboreando cada pieza como si no hubiera comido en 10 años.

Me sorprendió su pregunta porque la adolescencia lo ha encerrado en una burbuja de ensimismamiento de la que sale muy de vez en cuando, como a cerciorarse de que el mundo sigue ahí. Yo disfruto como loca esos momentos, pues desde niño siempre ha sido un amante de las letras, un mini filósofo con sentido del humor, lo que en mi poca objetiva opinión de madre, lo convierte en un gran conversador. Así que relamiéndome los bigotes más que él, respondí:

-No lo conozco, cuéntamelo– Y mientras lo escuchaba, amordacé a mi ogro interior bajo la mesa, junto con las ganas de darle un cocazo por su forma de comer.

-Trata de un hombre que al llegar a la entrada de un pueblo encontró un jardín muy verde, con árboles y flores. Al adentrarse notó que era un panteón, porque en el suelo había piedras blancas que decían cosas como: “Abedul Tare, vivió 8 años, 6 meses, 2 semanas y 3 días”. Todas las piedras señalaban el nombre y la vida exacta de las personas enterradas: “Kalib, vivió 5 años, 8 meses y 3 semanas”. El hombre se puso muy triste pues cada una de las tumbas correspondía a gente que no tenía más de 11 años. Lloró pensando que alguna maldición o terrible enfermedad había acabado con tantos niños. Pero el cuidador del cementerio, le explicó que no se trataba de ninguna maldición, sino que en ese pueblo tenían la costumbre de regalar una libreta a cada joven al cumplir 15 años. En ellas, las personas apuntaban de un lado, cada vez que disfrutaban algo intensamente y del otro cuanto tiempo duró ese disfrute “Conoció a su novia y se enamoró de ella ¿Cuánto tiempo duró esa pasión?; recibió su primer beso ¿Cuánto duró la emoción?, ¿Un minuto? ¿Dos días?, ¿Una semana?; El embarazo o el nacimiento del primer hijo; el viaje más deseado; el encuentro con el hermano que vuelve de un país lejano. ¿Cuánto disfrutó estas situaciones? ¿Horas? ¿Días? Así, anotaban en la libreta cada momento y cuando alguien moría, sus familiares abrían su libreta para sumar el tiempo de lo disfrutado y así saber cuánto tiempo realmente había vivido.

Mi abuela decía que a veces se escucha con el corazón. Hasta ese momento supe a lo que se refería y es que las palabras de Mijo se me adentraron con tal profundidad, que noté la innundación en mis ojos hasta que lo oí preguntarme:

-¿Por qué te hace llorar la historia mami? ¿Cuánto tiempo tendrías anotado en tu libreta hasta hoy?

Los dos supimos que con su segunda pregunta respondía la primera.

Y es que muchas escenas de mi propia vida me empezaron a circular en la cabeza. Deseaba cronometrarlas y sumar ese tiempo. Deseaba poder decir que eran millones de minutos, pero me enfrenté a dos verdades agridulces: La primera, que he tenido una vida plena, amorosa, llena de oportunidades, de deseos cumplidos, pero mi constante insatisfacción no me ha permitido estar consciente de ello, por lo menos no todas las veces.

Y, por otro lado, que en mi historia hay un montón de tiempo perdido, de vida atorada entre el desgane, la desmotivación, la inercia del hábito, la estática de la seguridad y la comodidad del conformismo.

Me hace llorar, pensé, porque sé que hoy en mi lápida pondrían solo unos cuantos años. Porque de pronto sentí una enorme necesidad de regresar el tiempo y dejarlo suspendido en cada escena que debí disfrutar más. Porque tuve el deseo de contar a futuro con muchos más años, para aprovecharlos e incementar sustancialmente mi registro. Porque he dejado pasar por alto cientos de miles de minutos que me he negado a vivir intensamente.

Porque amo la vida y no estoy segura de habérselo demostrado. Porque como dice Pablo Neruda  en su poema ¿Quién muere? “Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando que estar vivo exige un esfuerzo mayor que el simple hecho de respirar”.

Por supuesto, ese adolescente no estaba dispuesto a sumergirse en mi torbellino emocional, por lo que  regalándome una sonrisa que decidí anotar en mi nueva lista de momentos “realmente vividos”, terminó diciendo:

-Yo por lo pronto me voy a apuntar media hora de estas deliciosas alitas de pollo y 5 minutos de haber dejado completamente callada a mi mamá.

29 Comments on “¿Quién Muere?

  1. Y es que cada momento, aún el más insignificante, es parte de nuestra vida y depende de cada quien sacarle todo el jugo posible. Gracias por esta tan bella reflexión que, en lo personal, ya tiene un conteo especial de tiempo realmente vivido.

    Le gusta a 1 persona

  2. Hermosa reflexión. Me identifico totalmente contigo y a partir de este momento me propongo acordarme de esto y revertir la balanza prolongando e intentando hacer de todos los momentos posibles un disfrute. Gracias por el zape….sería maravilloso que las personas se acordaran de ti así y que nuestro registro no mostrara desperdicios, que después de tantos años de vida, no fuera como el equivalente de un pequeñito.

    Le gusta a 1 persona

  3. Hola me he convertido en tu fan desde la publicacion de los reyes magos!! Te felicito por la forma tan emotiva con la que escribes que tocas nuestras fibras mas sensibles . Ahora mismo anotaré 5min. De respiro, reflexión y satisfacción al leer tu blog. Gracias

    Me gusta

  4. Aminta, gracias por tu escrito, me encanta como escribes. siempre me dejas algo en que reflexionar. Hasta la proxima semana, primero dios.

    Le gusta a 1 persona

    • María Eugenia gracias a ti por leerlo y por estar acá regalándome tu tiempo y honrándome con la lectura de estas locuras. Que gusto me dará volverte a encontrar la siguiente semana. Un beso.

      Me gusta

  5. Que hermosa reflexión te pone a pensar en tu propia vida y en tener esa libreta que a estaria vacia seguramente hasta el dia de hoy ¡

    Le gusta a 1 persona

  6. Con profundo sentimiento comparto la emoción de sentir mis ojos llenos de lagrimas al recordarme que Aun estamos a tiempo de Guardar mejores historias … Historias que dejen huella en cada uno de los corazones que nos Amaron en Vida…. Dios Te Bendiga ❤

    Le gusta a 1 persona

  7. CADA REFLEXION ES PARA VIVIR, QUIEN MUERE? MUERE EL QUE NO SE AMA, EL QUE NO SE QUIERE PORQUE CADA VEZ QUE MENOS SE AMA VA PERDIENDO UNA PARTE DE SU CORAZON.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Rosa
      Muchas gracias. A mi me encanta que te gusten y esa identificación maravillosa que une a quien no necesita conocerse. Gracias por leerlas y por acompañarme en esto

      Me gusta

  8. Que rico momento me has hecho reflexionar y es cierto, vivimos sumergidos en el pasado nos aferramos a una situación del pasado sin vivir y disfrutar de esos momentos que nos hacen vivir y ser felices!! Pero de ahora en adelante escribiré cada momento que disfrute en mi vida. Gracias!! 😀 y este es el primer momento que escribiré…..

    Le gusta a 1 persona

  9. Aminta me he vuelto adicta a tu blog. Este particularmente me encantó. Y faltaría considerar que seguramente la mayoría de la suma de esos años viene de la niñez, lo cual nos haría sacar mucho más lagrimitas y ponernos a pensar que debemos dejar de vivir con tanta prisa y disfrutar mucho más los buenos momentos.

    Le gusta a 1 persona

  10. Esa manera tan especial que tienes de describir cada acontecimiento es definitivamente indescriptible, soy tu fan desde que leí la publicación de tirarse al vacio, quiero decirte que a partir de ese momento (que recordaré por muchisimo tiempo), una parte de mi ser cambió para bien, desde entonces cada martes leo tu blog y entonces tal como lo describes, revivo momentos que en ocasiones pensaba olvidados. Muchas gracias Aminitia

    Le gusta a 1 persona

    • Uyy Gina no tienes idea de lo que tus palabras significan para mi.
      De verdad gracias por este momento que me regalas y por estar acá conmigo leyendo estas locuras.
      Te mando un abrazo grandotote

      Me gusta

  11. Muy significativo el mensaje de Bucay, tiene la habilidad de tocar grandes temas con mucha sencillez.
    Grancias por resumir el cuento de forma tan amena.

    Le gusta a 1 persona

  12. Me puso triste tu reflexión, yo creó que tengo muy pocos momentos felices en mi niñez, fui niña maltratada por mi Padre, pero con mi Mamita linda disfrute lo que pude, por que ella ya no esta, Jesús me la prestó y El se la llevó.
    Tengo una familia hermosa, aquí si he disfrutado a mis hijos, nieto, nuera y esposo, y le doy gracias a Dios que me comenzó con esta familia hermosa.
    Gracias por esta hermosa reflexión me hizo revivir cosas hermosas y tristes, pero no dejó de ayerer a mi padre, Dios lo va a juzgar.
    Gracias y que Dios te bendiga.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: