Un día como cualquier otro abres los ojos y te hiela la sorpresa de notar cuanto han crecido.

IMG_6723Ella me había prometido que no lo haría, o por lo menos eso entendí cuando se colgaba de mi cuello como Koala y rosaba su naricita contra la mía haciendo estallar cientos de chispas de amor y complicidad.

Enamorada de su energía decidí que sería mi bebé por siempre, pero parece que simplemente no se enteró.
IMG_6720Hoy desperté y mi chiquita no lo es ya tanto.

Con maleta, pasaporte en mano y toda la emoción del mundo extendió sus hermosas alas y simplemente voló.

Algunos creen que va a Canadá, mi corazón me dice que en realidad se dirige a probar ese lugar llamado futuro, del que sin duda volverá menos niña, más hermosa, más mujer.

˝Tenemos que confiar en la fuerza de su alma para hacerse su propio camino… Es tiempo de soltar la maternidad que tiende a ser demasiado protectora y ansiosa… Cada ser es un alma por derecho propio, queriendo moldear y crear su vida a su modo” dice María Guadalupe Buttera en su Blog “Despertar y Crecer”.

Lo cierto es que no desconfío ni por un minuto de esa fuerza y sé perfectamente bien que diseñará para sí un camino lleno de laureles. Me parece que dentro de mi propia contradicción y deseando con toda el alma que se convierta en la mujer que va a ser, he sido yo misma quien ha contribuido a fortalecer sus alas, a impulsar su vuelo, a mostrarle la vida que con ella como protagonista va a convertirse en la mejor de las aveIMG_6722nturas.

El problema es que aún no he construido para mi el ancla que me permita permanecer en el suelo serena, de pie, mientras empujo su espalda. Hoy me di cuenta de que he dejado pasar los años, olvidando dónde encontrar la fortaleza para quedarme plena en mi vida, mientras miro a mi pequeña volar.

Que sirva pues esta experiencia para que crezcamos las dos.

Y es que un día, que parece como cualquier otro, abres los ojos y te das cuenta de que respirar cuesta trabajo, porque el corazón se ha roto un poco.

Lo bueno, me dicen, es que los días pasan rápido. Lo malo, lo sé bien, es que el tiempo no va a volver.

Te amo mi princesa. Vuela alto y grandioso. Se feliz.

8 Comments on “Dejarla Volar

  1. Me acorde del primer día que deje a MB en la escuela y que me costaba millones mover los pies de enfrente de la escuelita y dejarla ahí “solita” Como pasa el tiempo y como se van dando las cosas. Hoy tu niña vuela y tú con ella. Hoy la “dejas” ir, un poco porque sabes que tiene que ser y otro poco para que ella aprenda, vuele, viva, ame la vida como tú! Son solo pocos días, pero hoy hiciste que recordara el día que, afuera del cole despedíamos a nuestros niños porque se iban de campamento. Ellos felices!! Nosotras fundidas en varios abrazos llorando su partida. Hoy me río (o no), pero hoy te abrazo fuerte!!! Valdrá la pena la separación, pero más valdrá todo lo que Fer lleva a través tuyo en su mente y corazón a esta aventura que hoy empieza!!! Besos Consu querida!! TQM

    Le gusta a 1 persona

  2. Y ahora a disfrutar la satisfacción y el orgullo de ser parte fundamental de la formación de esa personita con la confianza de haber hecho un estupendo trabajo pues ha sido hecho con mucho amor. Y seguramente en esa misma enseñanza hacia ella habrás de encontrar la fortaleza que crees no tener pues lo creas o no tu eres la fuente. Felicidades!!!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: