La razón de este espacio

image

Soy madre de un par que año con año se niegan a ser eternamente “mis bebés”. Han estirado la negativa a la par que sus huesos, alcanzando no sólo mi altura (lo cual nunca fue un gran reto), sino también importantes niveles de independentismo que poco a poco les ha ido formando unas hermosas alas casi listas para empezar a volar.

Lo peor o lo mejor es que nada puedo hacer, excepto intentar divertirme mientras logro no morir (ni matar) en el proceso

He decidido crear este blog para que así suceda. Para extender lo más posible el tiempo, para asegurar la memoria de los mejores momentos, para compartir la experiencia y el aprendizaje con quien así guste hacerlo y, tal vez, para que estos dos que -a pesar de ellos mismos- SIEMPRE serán mis niños, descubran lo que a la mejor su madre nunca se atrevió a decir de frente, pero siempre quiso que supieran.

El blog está dividido en 2 categorías:

1) Textos. Sobre las experiencia de ser madre de este par de pequeños maestros

https://amintaocampo.com/category/textos/

2) Foto cuentos. Siempre digo a mis hijos que la creatividad es un músculo a ejercitar. Para predicar con el ejemplo comparto estos instantes que me han abierto las puertas a la imaginación.

https://amintaocampo.com/category/foto-cuentos/

El menú a un costado o en la parte superior, te irá dando las opciones. Gracias por visitarme  y compartir conmigo.

Sobre los Foto cuentos

Estoy convencida de que los niños nacen con un músculo especial llamado creatividad. De ahí su capacidad para convertir en guerreros a una cuchara y a un sobre de Splenda, que libran épicas batallas, mientras los adultos tomamos cafe y la vida de los demás como tema de conversación.

De  esa creatividad nace el único idioma que lleva por acento la sonrisa de los padres, ese que quisieramos hablaran por siempre. Como cuando Valentina le dice  “Monedero” a la alcancía de cerdito o cuando Pau y Ricky pedían “Pamolitas” de maíz  y el “Majasito” relajante respectivamente. Sin olvidar la contundencia con que mi querida Maribe catalogaba como “Mimejoramigohermanogemelo”, a quién lo merecía y los suspiros de Nany por el “Cípite” azul.

Esa inventiva infantil permitió a mi Emiliano crear al Capitán Gritos, un personaje que desde los tres años y hasta hace muy poco, fue el héroe de sus aventuras, especialmente aquellas que incluían la lucha contra feroces “Paratos”. Esa misma posibilidad creativa  le dio a Marifer, la oportunidad de contar con un cómplice de travesuras llamado Minim, cuya pobre madre “se inflo y se inflo hasta llegar al cielo” dejándolo amorosamente resguardado en la imaginación de mi hija.

Pero estoy convencida también de que a ese músculo llamado creatividad hay que ejercitarlo, porque como cualquier otro se debilita, pierde fuerza y poco a poco va dejando de funcionar.

He asumido por voluntad propia el papel de defensora de la inventiva de mis hijos y recurro a los foto cuentos como una herramienta para poner el ejemplo.

¿Qué son? Pequeños instantes cotidianos atrapados en una fotografía  o puertas abiertas a deliciosas historias interminables. Todo depende del músculo de cada quien.

Echales un ojito pero sobre todo, te invito a que con la creatividad del niñ@ que te habita, te animes a regalarme en los comentarios, eso que hubieras contado tu.

Abajo verás un ejemplo. Encuentra más haciendo “click” en la sección foto cuentos del menú .

Se detuvo un momento a admirar la pintura, pero se perdió por siglos cuando se descubrió a si mismo, en ese hombre solitario que buscaba inspiración.  (Pintura hecha por Marifer y yo)

Se detuvo un momento a admirar la pintura, pero se perdió por siglos cuando se descubrió a si mismo, en ese hombre solitario que buscaba inspiración.
(Pintura hecha por Marifer y yo)

https://amintaocampo.com/category/foto-cuentos/